La Fiesta del Aceite en el Hotel Tossal d’Altea: gozar del instante (viernes 7 de diciembre)

Salvador Lledó nos susurró un día: “el zumo de la oliva es pura magia”. Y añadió: “si ha sido obtenido teniendo en cuenta todas las condiciones del rito”.

Desde aquel día, cada vez que nos encontramos hablamos del aceite de oliva virgen extra, de sus peculiaridades según la variedad de la oliva, las características del territorio, las fragancias del entorno, la gestión de los procesos de recogida y molienda y, sobre todo, de la actitud de quien lo consume.

El 7 de diciembre nos volveremos a encontrar en Altea, para celebrar la fiesta del aceite, que por cuarto año convoca la familia Lledó, con Manuel como maestro de ceremonia. Es un encuentro en el que cada instante tiene su significado. Y hay que gozarlos todos. Cada uno desde su propia disposición a compartir, a interpretar y a disfrutar.

No bastará disfrutar de la degustación de los aceites monovarietales de la Taula del Sénia. La plenitud la encontraremos en la palabra compartida, en las imágenes de la exposición de olivos milenarios, en los sabores de una cocina hecha con primor para maridar con los aceites, en la acogida de las personas de las tierras de Altea…

El protagonista de la noche será el comensal, las personas. Es cierto que el aceite será la estrella que dé sentido a este encuentro pre-navideño. También que los cocineros aportarán la calidad de una gastronomía del territorio que enriquecerá el goce de los sentidos. Y que la exposición de los árboles milenarios hilvanará la relación entre el presente y el pasado.

Pero lo cierto es que el Hotel Tossal d’Altea nos ofrece la oportunidad de ser algo más que consumidores: nos invita a ser intérpretes elegidos de una aventura en la que cada instante nos puede enriquecer. Y esa es la consecuencia de una cultura que nace y crece en el corazón del zumo de oliva, y por eso es magia.

Fuente: http://compartimos.concierta.org/?p=95

PROGRAMA EN PDF

Anuncios